La opción perfecta para dejar un recuerdo imborrable para tus invitados y, a su vez, un albúm para los novios. Le dan a las bodas ese toque, entre lo más «cool» de épocas antiguas y lo más actual, creando una mezcla maravillosa.

Este fotomatón simula a una cámara de fuelle de los años 20 e incorpora photocall de fondo para las fotos.

Además del fotomatón, incluye tres horas para el disfrute de los invitados; dos copias por cada fotografía realizada; filtros personalizables y plantillas; un álbum de fotos; un atrezzo divertido; y entregamos imágenes y gif animados en formato digital.

Y para el máximo disfrute, incorpora dos azafatas o azafatos uniformados, damos a elegir entre «photocall» o «croma key» y un acceso privado a todas las fotos. Si todo esto se queda corto y uno quiere exprimir al máximo el servicio, podrá escoger una serie de elementos extras, como invitaciones, marcos de fotos, guirnalda de madera, «collage», fotos imantadas, dípticos y la posibilidad de añadir una hora extra.