Nuestro fotógrafo + videógrafo es una pareja formada por dos jóvenes inquietos, unidos por una pasión fundamental: la fotografía. Otro punto en común es el gusto por las cosas bonitas, lo que les hace disfrutar con el proceso de crear las imágenes de tu boda perfecta.

Su máxima es conseguir la mayor naturalidad en las imágenes, sin perderse ni un detalle, siempre atentos a lo más sutil y eso sí, de la forma más estética. Solo trabajan implicándose al máximo en vuestras historias, siendo invisibles. Lo mejor es que tanto los protagonistas como ellos se encuentren cómodos, por eso siempre intentan que exista el clima de confianza y complicidad que lo haga posible.