1 filtro
Ordenar por: Los más relevantes
Fotografía Polaroid
100% coincidencia

Fotografía Polaroid

3 Reseñas

¡Las Polaroid están de regreso y tienen que ser parte de su evento!

650 € - 1430 €
¿Contratar a una Wedding Planner en Cantabria? I Evenses.es
¿Necesita asesoramiento o ayuda?

Los 7 días de la semana estamos listos para ayudarlo a través de

o deja que te llamemos

Santander

Santander y el Palacio de la Magdalena

En el día de hoy nos vamos a trasladar hasta una de las ciudades más bonitas e importantes del norte de España, pertenecientes a la región de Cantabria, Santander. A lo largo de este viaje por Santander podremos observar algunas curiosidades de Santander, así como sus monumentos más emblemáticos como la Catedral de Santander, también conocida como la Catedral de la Asunción de Nuestra Señora, el Palacio de la Magdalena en Santander o la zona del sardinero de Santander. Después de esta ruta turística por Santander, haremos una pequeña parada para degustar los platos más típicos de Santander entre los que podemos destacar las rabas, la quesada pasiega o el cocido montañés tan típico de Santander.

Historia de la ciudad de Santander

La ciudad de Santander como bien acabamos de ver, pertenece a la región de Cantabria, siendo Santander la capital de la misma. Antes de nada realizaremos un viaje al pasado para conocer la historia y los orígenes de Santander y entender como se fue construyendo Santander, hasta convertirte en la ciudad que es en la actualidad.

Los primeros orígenes de Santander datan del siglo I, aunque podemos encontrar varios autores que han desarrollado diversas teorías sobre la creación de Santander. En su momento, Santander pertenecía a los cuatro pueblos de la Mar junto a San Vicente, Castros Urdiales y Laredo.

Alrededor del siglo XIII Santander comenzó a tener su auge, aunque Santander comenzó pronto con la época de decadencia como consecuencia de graves epidemias que arrasaron la ciudad de Santander como la peste. Fue gracias a la llegada de nuevos comerciantes a Santander los que hicieron que Santander empezase a resurgir poco a poco. El comercio de esta época en la ciudad de Santander destaca por la lana y la harina castellana. Esta expansión de Santander también es posible gracias a la zona del puerto de Santander, el cual se habilita para que los habitantes pudiesen comerciar en Santander con los pueblos americanos.

Continuando con su época de crecimiento, en Santander ocurre un hecho institucional, por la cual, Santander es denominada como centro de la diócesis de Santander por el rey Fernando VI. Gracias a este hecho, Santander continuó ganando importancia hasta ser reconocida como la capital de Cantabria.

Santander.jpg

A finales del siglo XIX, Santander empieza a conocerse como un destino bastante turístico por toda la península, dando lugar a obras como la catedral de Santander, la zona del sardinero o el Palacio de la Magdalena. De hecho, hay dos estrategias que podemos destacar por parte de Santander para seguir atrayendo más turismo a la ciudad y al centro de Santander.

El primero de ellos, sucedió cuando la reina Isabel II visitó Santander, en concreto la zona del Sardinero. Como regalo, Santander decidió ofrecerle la finca Alfonsina con el objetivo de que pasase mucho más tiempo en Santander y con ello atrajera a Santander más turistas. Hecho que no sucedió como estaba planeado para Santander con esta figura. Años más tarde, Santander lo volvería a intentar con Alfonso XIII, pero esta vez, esta figura de la realeza fue otorgada con el Palacio de la Magdalena. La construcción del Palacio de la Magdalena**** en Santander trajo consigo algunas de las construcciones más destacadas de Santander como el Gran Casino o el hipódromo.

Santander, actualmente se encuentra en un momento de crecimiento gracias a las nuevas ideas como la creación de nuevos centros culturales atrayendo no solo a los habitantes de las ciudades de alrededor de Santander, sino a gente de toda España. Además de destacar por su gran riqueza cultural, Santander también resalta por sus transacciones comerciales y administrativas, siendo un foco muy importante dentro de la península.

Obras emblemáticas de Santander

Como bien acabamos de ver, Santander es una ciudad con un gran legado cultural muy rico, pudiendo resaltar obras como la Catedral de Santander, el Palacio de la Magdalena y la zona del Sardinero. A continuación haremos un breve recorrido histórico y cultural por estos monumentos, comenzando por la Catedral de Santander, el Palacio de la Magdalena y el Sardinero, para finalizar el artículo destacando los platos más típicos de Santander como las rabas o el cocido montañés típico de Santander.

Catedral de Santander

La Catedral de Santander, también conocida como la Catedral de la Asunción de Nuestra Señora está ubicada en el casco histórico de Santander. La Catedral de Santander de estilo gótico, está conformada por dos iglesias. Estas dos iglesias pertenecientes a la Catedral de Santander fueron edificadas en momentos de la historia de Santander completamente diferentes. También las diferencia la altura que tienen ambas. La primera (la menos alta) iglesia que fue construida en la Catedral de Santander fue a principios del siglo XIII, mientras que la otra iglesia perteneciente a la Catedral de Santander fue edificada casi a finales de este siglo, la cual cuenta con un Claustro.

En sus orígenes, la Catedral de Santander fue una Abadía. Tuvo que pasar por diversas modificaciones hasta llegar a convertirse de manera oficial en la Catedral de Santander.

El Palacio de la Magdalena

Continuamos nuestro apasionante viaje por las obras más emblemáticas de Santander. Después de haber visto la Catedral de Santander, nos trasladamos al Palacio de la Magdalena situado cerca de la costa, a unos 15 minutos en coche del centro de Santander.

En el Palacio de la Magdalena podemos ver reflejados todos los trámites políticos y sociales de Santander. Podemos recordar, como la ciudad de Santander intentó regalarle a Isabel II, el Palacio de la Magdalena como agradecimiento y con la finalidad de que pasase mayor tiempo en Santander y atrajese con ella más población de toda la península, no solo para visitar las obras emblemáticas como la Catedral de Santander o el Palacio de la Magdalena, sino todos los encantos que la ciudad de Santander tiene que ofrecernos.

El Palacio de la Magdalena, en su momento fue donde residía parte de la realiza. Actualmente, el Palacio de la Magdalena está abierto de cara al público para la realización de congresos, recepciones y tours por el interior del Palacio de la Magdalena y su museo.

Palacio de la Magdalena.jpg

El Palacio de la Magdalena destaca por ser una de las construcciones de la arquitectura civil más impresionantes de Santander y del norte de la península. uno de los más destacados ejemplos de la arquitectura civil del norte de España. La edificación del Palacio de la Magdalena se llevó a cabo como una regalo que la ciudad de Santander quería ofrecer a los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia.

El palacio de la Magdalena, además de haber sido la residencia de la casa real, ha desempeñado diversas funciones como ser el centro de la Universidad Internacional de verano o un hospital.

Como hemos mencionado al inicio del apartado del Palacio de la Magdalena, entre los usos actuales que podemos destacar del Palacio de la Magdalena están la celebración de congresos, recepciones, y bodas. Debemos resaltar que el Palacio de la Magdalena ha sido visitado y utilizado como edificio de reuniones para diversos encuentros políticos como las reuniones de los ministros de Trabajo de Asuntos Exteriores en 1995.

El Sardinero

Aunque el área del Sardinero no sea una obra arquitectónica que resaltar dentro de Santander como la Catedral de Santander o el Palacio de la Magdalena, destaca por ser uno de las playas y zonas más importantes de la ciudad de Santander.

La zona del Sardinero comienza a hacerse conocida durante el siglo XIX, gracias a los famosos baños de ola, también conocidos como baños en el bar en la playa del Sardinero. Recibe el nombre del Sardinero debido a la pesca de sardinas que se llevaba a cabo en la esta zona del Sardinero.

El Sardinero.jpg

Una de las construcciones que podemos destacar dentro del Sardinero es el Gran Hotel también conocido como Hotel Sardinero o el Gran Casino. Pero no son los únicos lugares que destacar dentro del Sardinero. El Sardinero es una zona cultural muy rica atrayendo a miles de turistas cada año. Por ello, algunos de los sitios que no te puedes perder al visitar Santander y del Sardinero, además de la Catedral de Santander y el Palacio de la Magdalena, son la plaza de Italia, la fuente de Cacho o las playas del Camello y de la Concha.

Platos típicos de Santander

Después de haber realizado una ruta turística por algunas de las obras más emblemáticas de Santander como la Catedral de Santander, el Palacio de la Magdalena o la zona del Sardinero, lo prometido es deuda, por lo que haremos un breve recorrido por los platos más típicos de Santander.

Entre las comidas más típicas de Santander, debemos destacar las rabas, lo que nosotros conocemos como calamares a la romana, el cocido montañés de Santander, destacando por la utilización de alubias blancas, berzas, además de los ingredientes típicos como el tocino, el chorizo o la morcilla y para los más golosos tenemos los sobaos o la quesada pasiega de Santander. Haciendo clic en la imagen inferior podrás encontrar una receta muy sencilla para realizar las quesadas pasiegas tan típicas de Santander.

Quesada pasiega.jpg

Esperamos que te haya gustado este breve recorrido por la cuidad de Santander, sus obras más emblemáticas como la Catedral de Santander, el Palacio de la Magdalena y la zona del Sardinero con sus respetivas playas, así como la ruta gastronómica por los platos más comunes de Santander.

¿Quieres que tu fiesta tenga éxito?

Sea cual sea su evento o celebración, estamos aquí para hacer que su día especial sea verdaderamente memorable.